Frikis, reuníos!

El mundo es de los frikis. Todo el mundo lo sabe, pero prefieren ignorarlo y continuar con sus vidas, familias, hipotecas, convencionalismos sociales y lobotomías varias. Ellos disimulan, nos miran de reojo, con recelo. Saben que lo sabemos. Tenemos el control... de nuestras mentes, que ya es pedir mucho.

viernes, 29 de noviembre de 2013

La Mejor Venganza: una patada más a Martin

Tenía en la recámara esta reseña de otro libro de Abercrombie y no sabía muy bien cuando meterla. La reseña, digo. Pero es que esta semana ha corrido el rumor de que Martin, sin acento en la i, el de juego de Tronos, amenaza con cargarse Poniente con un meteorito si los fans le presionan. Así que ha sido el momento de sacarla, como imaginais.

Y lo hago porque mientras Martin dubita, Abercrombie escribe. Acaba de aparecer otro libro y nosotros, mientras tanto podemos disfrutar de éste, La Mejor Venganza.

Echa llamas el libro.

 

Tocho donde los haya, que no se fíe nadie del espesor, no le sobra una página, es más, creo que no le sobra ni una frase. Violento, muy violento, intenso, intensísimo, tienes la sensación de que te ahoga a veces. Apariciones estelares de otros libros anteriores -este está inscrito en el mismo mundo que la trilogía de La Primera Ley y es inmediatamente posterior a lo que allí acontece- no es el resultado de un "surimi literario", no es un "bueno, como esto me mola sigo por aquí a ver que pasa y hago caja". No. Es un pedazo de historia, simple a primera vista, pero muy compacta y que aun a pesar de dar la sensación de que sabemos que va a pasar, pues no pasa y te quedas con el culo torcido.

Personajes interesantísimos en entornos brutales y, como siempre, las reconocibles marcas de la casa: escenas de lucha que mezclan pericia y caos, batallas estratégicamente muy bien contadas, resoluciones agridulces, malos que no lo son tanto y buenos relativos y el típico "conejo de la chistera" que se saca este tipo en todos sus libros y que te deja desencuadrado. Y sexo de calidad, con olor a sudor y a metal, a saliva y salitre.

En fin, que mientras Martin desespera, otros continúan haciéndonos gozar. Que lo disfruten.

 

Esto es lo que opina la hija de Martin de Abercrombie y de mi reseña.

 

1 comentario:

  1. Jajaja. ¿Qué te hizo Martin para que estes tan molesto?

    ResponderEliminar