Frikis, reuníos!

El mundo es de los frikis. Todo el mundo lo sabe, pero prefieren ignorarlo y continuar con sus vidas, familias, hipotecas, convencionalismos sociales y lobotomías varias. Ellos disimulan, nos miran de reojo, con recelo. Saben que lo sabemos. Tenemos el control... de nuestras mentes, que ya es pedir mucho.

martes, 28 de febrero de 2017

SEGUNDAS JORNADAS DE ROL VALLE DEL TIÉTAR: entre Vikingos, Totoros y Cthulhus

Pues eso, que el pasado día 18 de Febrero llevamos a cabo las Segundas Jornadas de rol del Valle del Tiétar. Las primeras no estaban tan lejos, fueron en Octubre. Por ser las primeras y por que se cayeron varios amigos que venían de Madrid, se quedaron un poco bastante "mesacamilleras". Que fuimos pocos, vaya. Así que quedaba la duda de qué pasaría esta vez. Y estoy diciendo esto como si realmente me importara, y el caso es que no. Si hay que abrir el hobby, pues se abre y se apenca con los errores.


El cartelito, obra de mi guaif, que no falte.



La noche anterior, preparando mis cositas


Y esta vez lo petamos, boys. Es más, tuvimos problemas para ajustar todo, solucionados cuando milagrosamente la gente decidió meterse en dos mesas, tanto por la mañana como por la tarde. Pero comencemos por el principio. Esta vez contamos con los patrocinios del medio local de comunicación, -como la primera vez- El Periódico del Tiétar, el rock-bar El Tobogán, de Piedralaves (que nos regaló las bebidas) y la colaboración del Ayuntamiento de La Adrada, que nos tiene cedida una de sus salas y que nos dejó (e incluso cambió el horario para ajustarse a las partidas) todo su centro de Juventud.


La partida mañanera de Walhalla, y algunos al borde del colapso


De Madrid vino el núcleo duro de mis amigos de los encounters: Fernando, David Gregoris, su novia Ana Ciantarab, y Manu, el famoso Scorpion del foro de Archiroleros, al que no le sacas de su ambiente ni a tiros. En casa estaba mi hijastro, Jose, con lo que ya teníamos una mesa. El caso era ver qué pasaba. Y pasó lo qué pasó, curiosamente por culpa del Magic.... Resulta que en mi andar rolero y friki por el valle he conocido a un chaval de 15 años que estaba montando partidas de Magic (atención) en el recreo de su instituto, en una clase vacía a la que llegó a ella tras hablar con todo dios... Y lo consiguió. Pues este chaval ha llenado el centro joven con colegas Magikeros, y se trajo a buena parte de ellos a jugar al rol. Así que había problemas. Pero no pasó nada: David, nuestro master residente de Walhalla se metió con siete por la mañana y nueve por la tarde a hacer el vikingo. Y se lo pasaron en grande.

Por la mañana, como os digo hubo mega partida de Walhalla y yo dirigí mi clásico de CthulhuTech "De Madrid al infierno". Había gente que no lo había jugado, incluído Ignacio, un friki madurito de Casavieja, un pueblito de al lado de Piedralaves y que con una niña pequeña no tiene un minuto para jugar pero que sacó tiempo para ir a Madrid en el 2086.


Jugando "De Madrid al Infierno" y yo On Fire


La partida fue bien, muy suelta, y no murió nadie, cosa curiosa, mientras en la mesa de al lado los vikingos hacían vikingadas. Con eso dimos por cerrada la mañana, después de consumir una ingente cantidad de latas de cocacola... Para eso hay patrocinadores... Y allí nos fuimos a comernos unos bocatas como brazos de largos.



Escalera de Color "real" en una tirada de ataque. Mucha pupita.



Por la tarde continuamos con las mismas mesas. Los vikingos siguieron a lo suyo (creo que hubo hasta canibalismo) y yo jugué la inédita (salvo para mi grupo de rol de Piedralaves) Apocalipse Tech, para Cthulhutech, una versión entre El Corazón de las Tinieblas y Apocalipse Now con unas  gotas de Sandokán...    (La India 2086. En una de las pocas bases del NGT que hacen frente a las hordas de Hastur, el coronel Brando ha desertado llevándose con ellos a un buen puñado de soldados y recursos para hacer la guerra por su cuenta... Os suena?)


Dirigiendo por la tarde en la segunda sesión de CthulhuTech, buscando al coronel Brando.


La partida no dio más problemas que la primera vez que la jugué, con unas cuantas tiradas aleatorias mande in yo. Los jugadores se portaron cómo debían y al final terminaron cortando por lo sano. Si ellos leen esto sabrán porqué lo digo.

En fin, a las siete de la tarde cerrábamos el chiringuito. Por supuesto, con toda la gente que había venido de Madrid, no era plan empaquetarles de vuelta a la capital, así que los metimos en nuestra casa. Esa misma noche jugamos una partida al Anillo Único (que es lo que siempre toca en las noches de Piedralaves: pizza y fueguito) y nos fuimos a la cama.


Si amigos, esta es la estampa que luce un vampiro en el monte. El del fondo soy yo, ignorante de lo que me acecha :)

El domingo tocaba paseíllo mañanero hasta el Tiétar, comida y luego partidita al Numenéra (que juegazo) sacada del manual y que dirigí yo, y que puso el telón a estas jornadas ampliadas.

Jugando a Numenéra con Totoros haciendo de pjs. Esto no lo superas, Monte Cook.


Gracias a todos por venir, participar y colaborar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada