Frikis, reuníos!

El mundo es de los frikis. Todo el mundo lo sabe, pero prefieren ignorarlo y continuar con sus vidas, familias, hipotecas, convencionalismos sociales y lobotomías varias. Ellos disimulan, nos miran de reojo, con recelo. Saben que lo sabemos. Tenemos el control... de nuestras mentes, que ya es pedir mucho.

domingo, 7 de julio de 2013

Reseña de las Matutano Jornadas con el Pathfinder Chetos Club: zemoz goblinz too, ó como hacer de un cerdo una máquina de matar...

Con un sol de justicia, de esa que no hay en los tribunales, nos reunimos en estas friki jornadas para compartir calorina, rol y chuches, esas cosas que nos molan.

Partida: Zemoz Goblinz Too, segunda parte de la archifamosa We Be Goblins.

Lugar de encuentro: Torrejón de Ardoz.

Pone la casa: Nagash.

Dirige la partida: Iván el Noruego.

Jugadores: Victor que lleva a Chuffy, un rogue goblin, Pedro que lleva a una guerrera llamada Raga (creo), Nagash que lleva a -como no podría ser de otra manera- un alquimista y yo que llevo a Poog, un clérigo con un sapo en la cabeza.

Voz en off: Aída, la novia de Nagash que estaba jugando al Mass Effect, totalmente imbuída en la partida. En la de Mass Effect, digo.

 

 

Pues nada, somos goblins. Nuestra anterior tribu ha desparecido en una mascletá organizada por ellos mismos con los cohetes que conseguimos en la anterior misión y han muerto todos, así que nos vamos a buscar a otra tribu para, supongo, intentar hacer amigos.

Encontramos a la tribu de los Mascapájaros, que nos dicen que les molamos pero que tenemos que ser los "más mola" de ellos, así que nos ponen varias pruebas. La primera es acertar a unos pájaros con los ojos vendados, la segunda es en un barranco pasar por postes y matar estirges a pisotones, calzados con botas de humano, y la tercera es salir de un caldero excavado en la piedra antes de que nos coman unas águilas sin alas a las que han metido ahí (!).

Si, estas son las mierdas a las que se dedican los goblins y que por eso son tan encantadores. Cumplimos como podemos con los juegos, acertamos a unos pájaros, pisamos unas cuantas estirges (yo me caigo del poste y me hostio) y escapamos del caldero casi indemnes. El ganador total del evento es Nagash y su alquimista. La tribu nos reconoce como ganadores, pero no seremos los "más mola" hasta que mo venzamos a un Ogro que les putea y a su mascota, un jabalí.

Así que allá que te vas, en busca se estos seres para ver si nos aceptan en la tribu. Rápidamente nos damos de bruces con el jabalí. Iván, en un clásico de sus últimas partidas y que será redundante en esta, saca una mierda de iniciativa y al jabalí le damos con todo. Y digo bien, porque hay que reconocer que de la lectura atenta de las cosas que llevamos en las hojas pregeneradas de personajemás más las que conseguimos por ganar los juegos goblins esos vamos bien chetizaditos. En concreto yo llevo un collar de bolas explosivas de dos bolas de 3d6 y una de 5d6. Luego, al final descubriría que aparte de la varita de curar y potis varias llevo una de cinco cargas de Fireball...

El jabalí es tocho, pero nos lo bajamos bastante bien... Cuando llega su primer turno ya va con 20 de vida menos...

Superado el primer obstáculo, curadas las heridas a varitazos, nos dirigimos al segundo, el cubil del ogro, que básicamente es una granja rodeada de un riachuleo. En la entrada de la misma, varias cabezas de goblins cortadas y clavadas en picas atestiguan como se las gasta el tipo...

Investigamos un edificio y dentro descubrimos a un jabalí y a otro, más pequeño, que rápidamente corre a nuestro encuentro. Resulta que es el jabalí de la primera aventura de Zemoz Goblinz, un bicho al que teníamos que intentar cabalgar. Saco las tiradas de hablar con animales y le digo que va a ser nuestra mascota, mientras los demás dan cuchichi al otro jabalí malo.

Y aquí viene el momento tonto, o goblin, como ustedes prefieran, cuando se nos ocurre ponerle unas lanzas a los lados de la cabeza y otra arriba de la testud... En fin. Entre sonoras carcajadas se me ocurre llamar a este engendro "misil tocino".... Alguien habla de darle algunas de las potis de aliento de fuego y hacemos la prueba. Eructa en mi cara y me como 7 de daño. Aún así insistimos y le damos otra mientras le digo que vaya delante de nosotros y que si sale algún malo que ataque. Seguimos riendonos un buen rato más...

Misil tocino. Cambien los cuernos por dagas y en la cabeza átenle una lanza. De cagarse.

 

 

Entramos en la casa grande, pero previamente sellamos la puerta principal con cola. ¿Porqué? Porque si. Somos goblins.

Accedemos por una rampa y nos encontramos con un hurón gigante. Una vez más Iván caga la iniciativa, ataca misil tocino y... El hurón se come 12 de daño, ante las palmas y el jolgorio generalizado. Hubo un momento en el que ya no podíamos reirnos mas...

El ataque de misil tocino: el círculo es el hurón gigante. Arriba los dados de daño tirados por Iván.

 

 

Rematamos al hurón y justo en ese momento aparece un ser que identifiqué equivocadamente con el ogro. Era una mujer muy fea, más queneso es que daba mal rollo, era como los muertos de la peli The Ring. El caso es que rápidamente se come un montón de daño, pero antes de que caiga sale corriendo. Nosotros detrás, por supuesto. Ascendemos por la casa y llegamos a la ültima planta y allí nos espera el ogro, el boss. Joer que mala pinta tiene el tío. Saca una mierda iniciativa y le lanzo Lo que me quedaba en el collar y un Fireball. A pesar de tener resistencia a fuego se traga 15 de daño solo con el fireball, más el resto. Los demás hacen lo que pueden y cuando llega su turno carga contra mí. Crítico. Tirada de Iván para conformarlo: 20. Estupendo. Estoy muerto. Adiós Poog... Menos mal que Pedro, que mantiene los nervios fríos incluso ante un ataque nuclear, se pone a contar y descubre que estoy a -11 de via, a 3 de morir. Buf.

Todo se acelera. El alquimista mete bombas de ácido, quieren meterme una poción pero no hay forma de hacerlo, me retiran a rastras del combate... Al final a tastras salgo de la habitación con una poti en el gaznate metida por Chuffy y termino con +15 de vida.

Al ogro le soltamos todo y falla sus ataques. Al ver que la cosa se pone chunga intenta escapar convertido en murciélago... Subimos al tejado y mientras sale aleteando le soltamos todo...y le matamos....jajajajajajaja! Carcajada momumental!

Estupenda la tarde, estupendo lo del cerdo, estupendo todo.

La semana que viene, el 13, repetiremos en la Pathfinder. Allí llevaré a Hellhound, el guerrero Cheliax, al que le voy a meter los puntos y la pasta de la misión goblin.

 

2 comentarios:

  1. Que divertida sesion! y muy interesante y divertido la forma de narrarlo y escribirlo... Saludos.

    ResponderEliminar