Frikis, reuníos!

El mundo es de los frikis. Todo el mundo lo sabe, pero prefieren ignorarlo y continuar con sus vidas, familias, hipotecas, convencionalismos sociales y lobotomías varias. Ellos disimulan, nos miran de reojo, con recelo. Saben que lo sabemos. Tenemos el control... de nuestras mentes, que ya es pedir mucho.

sábado, 26 de octubre de 2013

Aniversario de Holocubierta: haciendo amigos casi sin querer...

Este sábado 26 en Generación X de Puebla, esa pobre gente sacrificada en aras de un mejor mundo friki, recibía a los chicos de Holocubierta para que celebraran su tercer aniversario. Y por supuesto, detrás de los Holocubiertenses aparecíamos nosotros, ansiosos de partidas. Y de lo que nos dieran.

En mi caso el ansia era grande, pues la semana había sido de órdago, tanto que me compré un predictor ante el convencimiento de que sólo me quedaba estar en cinta de gemelos.

¿Que no me creeis? Lo vais a flipar: tal era el caos y mis nervios por jugar en este evento una partida de Mouse Guard (el próximo lanzamiento de la editorial), que me equivoqué escribiendo un mail para confirmar mi asistencia y se lo envié a los chicos de Nosolorol, la "competencia". (Hay que decir que este mismo sábado los de Nosorol hacían sus jornadas de puertas abiertas en Madrid, cosa que leí en su newsletter de hotmail y que colaboró intensamente en mi caos cerbral, ya de por si enorme. Por cierto, vaya tela, dos eventos así el mismo día...)Todo esto sucedió en tiempo real en el facebook y, entre risas y mail de disculpas, me gané este meme:

De cagarse. Eso si, los chicos de Nosolor se rieron (nos reímos) tambien bastante de mi error, pero gané unos cuantos amiguetes. Supongo que esto ha entrado a formar parte del inconsciente friki-rolero español.

Pues nada, allí estaba a las once y rápidamente todo el mundo me recibía con un cariñoso "ah, tu eres el del mail a Nosolorol"

Mientras llegaba la gente -éramos ya más de veinte, al final pasamos de los treinta- la editorial presentó sus nuevos proyectos, los más espectaculares referentes a su "crowfunding foil" de La Marca del Este en USA, dados de Qworkshop incluídos, así como la inminente publicación de Ars Mágica y el estupendo Mouse Guard. Aplausos, risas y tal, cupcakes de regalo y gominolas gratis, se reparten las plazas. Tengo una en Mouse Guard, mi ansiada meta, pero la cambio a jugar por la tarde ya que había gente que no podía quedarse a ese turno, así que por la mañana juego una introductoria a Z Corps.

Elijo de personaje a una actriz porno, Anita Dark, nacida en Hungría, muy en forma físicamente y empresaria de éxito, una persona muy alejada en su vida diaria del papel que interpreta en sus películas. El resto del reparto eran en gran parte trabajadores de una bolera americana, que era el sitio dónde estábamos todos y donde se desarrollaba la acción.

Si amigos, Anita Dark existe. Y es ésta de arriba. Lo demás es mentira.

 

Risas, nervios y comprobación de que es un juego dinámico, movidito y bastante mortal, con un trasfondo manido como es el del apocalipsis zombie pero que a pesar de haberse repetido hasta la saciedad funciona. Por supuesto aguantamos el primer embite pero poco más. Dejé una zombie maciza recorriendo las calles de Estados Unidos...

Terror en la bolera.

Fuimos a comer y me metí en buffet de comida oriental donde me comí hasta la mesa. A las cuatro y media estaba ya buscando nuevas aventuras. Para ello decidí ser un ratón.

...y me llamaba Robin, uno de mis apodos facoritos. Un joven ratón, novato en la Guardia Ratón, deseando ganarse su capa. En la mesa, otros ratones, curiosamente los compañeros de por la mañana en el Z Corps, miembros del club de rol y juegos Zona Oscura. Dirigía la partida Jose Manuel "panda", este chico que no para de tener proyectos y responsable del Héroes (se me olvidó llevarle el juego que me regaló Carlos Wurt para que me lo firmara)

Robin y su lanza. A mi la guardia!

Mouse Guard es UN CACHO DE JUEGO. Huele a bosque, a leña ardiendo en la chimenea, humo de pipa, amistad, riesgo, musgo y aventura. Me recordó mucho al Anillo Único, y no solo por la ambientación, si no a las posturas o tácticas que deben desplegar los ratones en el combate... Algo muy parecido a El Anillo Único. Lo que pasa es que aquí es más táctico: se desconoce el orden de esas acciones que son ataque, defensa, finta y maniobra, con sus ventajas y desventajas. A su vez "el contrario" dispone de las mismas acciones, o tácticas. Del enfrentamiento de ambas se consiguen derrotas o victorias. Como decía Panda "esto sobre el papel parece complicado pero en el juego no lo es". Efectivamente, a mi no me lo pareció nunca. Eso si, hay que decir que el grupo, para ser la primera vez que jugábamos todos a este Mouse Guard, lo hizo fenomenalmente, lo que significa que a nuestra habilidad como jugadores hay que añadirle que el juego te aboca a una lógica emocionante y práctica.

Nuestro grupo fue elegido por la matriarca de los Guardia Ratones para "repartir el correo". Y eso hicimos, sorteando peligros mil, neveros traicioneros (eran los primeros días de la primavera) e incluso nos atacó un cuervo... Olvídense de tópicos: en este juego un cuervo es de cagarse, el equivalente a un enemigo chungo de D&D o Pathfinder.

Todos unidos, muy unidos y colaboradores, conseguimos sobreponernos a todo (incluído unas tiradas de dados lamentables) y llevamos a buen término nuestra misión, de ida y vuelta. Y mi personaje se ganó su capa, de color naranja, por ser el color del sol, del que dicen que me ilumina.

Los valientes ratones

Pedazo de juego, de ambiente, de grupo, de máster y de todo, joder.

Con un sorteo de productos variados de la editorial finalizaba el evento y yo me marchaba con la sensación de que mi semana horribilis se había salvado con éste sábado. Y eso sí, cuando salí a la calle y a la normalidad no paraba de pensar en esos seres pequeñitos que nos rodean y que casi no vemos.

Enhorabuena a todos, a los premiados y gracias a Holocubierta. Hacéis que esto luzca.

 

3 comentarios:

  1. Muchas gracias a tí por venir. Yo lo pasé genial dirigiendo Mouse Guard y la verdad es que vuestra aventura quedó redonda. Un placer :)

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Enrique, fue todo un placer tenerte en la partida de ZCorps y la de Mouse Guard, y que al final salvases la semana. Por supuesto, aquí ya tienes a unos amigos.

    ResponderEliminar
  3. No, a vosotros siempre. Estuvo fenomenal todo!

    ResponderEliminar